Acerca de mi

Mi foto

Soy estudiante de posgrado en el Instituto Tecnológico de Ciudad Madero. Me apasiona la tecnología, la ciencia y el amor, en todas sus expresiones. Planeo conseguir la beca de Monbukagakusho e irme a Japón a hacer un doctorado, convertirme en astronauta y zanjar de la manera más memorable posible mi vida.

sábado, 9 de marzo de 2013

Que quede claro: Canonical no es el malo...

...ni yo un canonical-fan o cual sea el término que se venga manejando.

Chromium incluye buscador de forma predeterminada para Amazon y nadie dice nada. Ubuntu incluye buscador de forma predeterminada para Amazon y el mundo grita al cielo.

Android crea su propio servidor gráfico para su sistema y nadie dice nada. Ubuntu crea su propio servidor gráfico para su sistema (sólo lo digo como referencia, no vayan a salir con que afirmo que estoy diciendo que Linux ahora es de Canonical) y nuevamente es el infierno en la Tierra.

Que Linux Mint decide crear su propio entorno de escritorio ¡BIEN! ¡BRAVO! ¡MAGNIFICO! Que Ubuntu decide crear su entorno de escritorio ¡TRAIDOR! ¡EN LUGAR QUE APOYE A LOS EXISTENTES! ¡ESTA EN CONTRA DE LA COMUNIDAD!

Canonical justo ahora está innovando. Agitando las aguas. Diferenciándose y creando un nuevo punto de referencia. Como bien dice el comentario 5 en Osphérica. Quizás hoy por hoy de no ser por esto seguiríamos con GNOME 2. GNOME 3 y su "javascript para desarrollar en nuestro escritorio" y KDE con su candy-sistema de siempre. Yo en lo personal le saqué demasiado partido a Unity en mi netbook y hoy por hoy en mi HP aún más. Me encanta y me es útil. Para mi funcionó y para miles de personas más. Yo creo que el verdadero problema está en la naturaleza conservadora del usuario de Linux que en otros tiempos fue brava y curiosa y de la cual se crearon los cimientos de lo que hoy todos vemos y por lo que estamos discutiendo. Basta ver a Linus disfrutando su Chrome OS. Se muestra curioso. Tan lleno del espíritu que hoy necesitamos.

Quieren iniciar una guerra por filosofías que no están dispuestos a cumplir. Somos todos unos moralinos. De no dar la espalda a la filosofía del Software Libre todos viviríamos como Richard Stallman. Sin embargo la mayoría piensa que está loco y que su actitud es completamente radical. La mayoría (incluyéndome) sigue usando un extenso conjunto de ideologías y productos cerrados. Nadie tiene el valor de ser firme con sus valores. Sin embargo todos al parecer tenemos tiempo de juzgar. Eso sí.

Canonical hace lo que le parece correcto para el hijo que ha criado desde pequeño. Quiere verlo salir de lo es la seguridad de lo conocido y que se pruebe en un mundo en el que nadie ha tanteado antes. Puede que se equivoque y termine matando Ubuntu. O bien que haga que se traguen sus palabras todos los que hoy por hoy lo descalifican tan fácilmente. Sí, Ubuntu no es una democracia como tampoco lo son las actuales democracias en el mundo. Canonical no puede tener a todos contentos y tampoco podría ir a alguna parte si tuviera que apegarse a los resultados de las votaciones. Como decía Facundo Cabral: "los pendejos son peligrosísimos porque son mayoría y escogen presidentes". En este caso, reemplazo pendejos por conservadores y presidentes por decisiones.

Está claro que Ubuntu es mucho más cerrado que otras distribuciones. Pero también deben entender que detrás de él está una empresa y como tal debe manejarse bajo esos estándares administrativos. En un mundo ideal Canonical sería completamente abierta pero bueno, no estamos en uno. Yo acepto esa parte "oscura" de Ubuntu por el bien de la comunidad. No sé si me doy a explicar bien pero Ubuntu con todas sus partes cerradas o abiertas impulsa a la comunidad a renovarse, a innovar, a cambiar. Que esta situación impulse a toda la comunidad a cambiar y a dejar de insistir en el hecho de que si funciona todo debe permanecer así. Aunque eso sea dejar a Linux detrás del escenario.
Publicar un comentario